jueves 23 de noviembre de 2017 - Edición Nº2006
Infonoroeste » Nota de opinión » 18 ene 2017

Entre la amnesia y la mala fe

Escribe Sebastián M. Riglos, vecino y militante peronista


Esta ciudad de Junín, es mi hogar, porque es el lugar en el mundo que elijo para vivir, y que crezcan mis hijos. Tengo 35 años, esta ciudad me dio educación, trabajo, amigos, una esposa que amo y una hija llena de amor y un futuro por delante. Es el arraigo, o como decían nuestros gauchos el “aquerenciamiento”, lo que me moviliza en el compromiso y militancia.

Entre muchos temas que como vecinos nos preocupa, la seguridad es un tema casi central; por la intranquilidad que nos invade al hombre de a pie y que cualquiera puede ser una potencial víctima.

Me sorprende, por estos días encontrar a distintos “dirigentes” referenciados en Mario Meoni, ensañados en torpedear todo el tiempo y realizar criticas infundadas, desproporcionadas y negligentes sobre el abordaje de esta problemática. Yo me pregunto, es AMNESIA O MALA FE. Y creo que, sin dudas, es el producto de un oportunismo inescrupuloso.

La gestión de Mario Meoni, ha sido el escenario y caldo de cultivo de lo que hoy se ha transformado la ciudad. La cartera de seguridad estuvo en manos del Dr. Andrés Rosas (cuyo curriculum vitae en materia de seguridad todo el mundo desconoce), Víctor Knappe (Oficial Penitenciario especializado en la seguridad intramuros, es decir, jamás se subió a un patrullero), el Ex comisario Marcelo Ariguel, persona que fue separado de su cargo por el Jefe de Policía de la Provincia de Buenos Aires ante su probada ineptitud frente los graves acontecimientos que acechaban a la ciudad, allá por Marzo del año 2013.

Claro, que ello fue el desborde de un desmanejo de la seguridad, la marginalidad social, y el narcotráfico que llevaba 10 años de cultivo. Que incluyo además, entre otras cosas, la quema de un importante Diario local.

Cual fue la reacción de esa dirigencia política (Meoni): Premiaron a Ariguel llevándolo a la Secretaria de Seguridad como segundo de Víctor Knappe, además galardonaron llevando a la Jefatura Distrital a otro comisario “echado” de la Comisaría Segunda por jugar con fuego (literal) con el personal, mientras a pocas cuadras se cometía un robo a mano armada (estación de Servicio YPF), y otros apartados más.

Como broche de todo ello, y fruto de un acuerdo político, el Intendente Meoni pone como Jefe de la Policía Departamental al Comisario Mayor Miguel Ángel Zabala, recientemente apartado de su cargo, por el actual Intendente (en mi opinión me hubiese gustado que fuese antes) varias veces denunciado, sospechado de distintos ilícitos y con muy mala relación dentro y fuera de la fuerza policial, alguien sin lazos con la comunidad. Una persona sin arraigo en Junín, que proviene del Conurbano bonaerense, que por esta ciudad ha demostrado nada de interés, más que escalar en su escalafón.

Por eso, me llena de estupor y bronca, escuchar a los concejales del Frente Renovador, hablar de seguridad, y pisotear nuestra memoria. Mientras nos dejaron indefensos durante años.

Como hombre común de esta ciudad, vivo en un barrio de gente humilde, trabajadora, en Villa Talleres, junto a mi esposa y mi pequeña hija. La seguridad me preocupa como a todo padre, hijo o hermano de esta ciudad. Mi familia vive acá.

Por eso, me entusiasman los cambios que el Gobierno actual a dispuesto en materia de Seguridad: Aplaudo la designación del Comisario Walter Feletto como Jefe departamental, un hombre de esta ciudad, con su familia viviendo aquí, así como vos o como yo. Además, me gusta la repatriación de todos esos buenos policías de Junín que la gestión anterior se ocupo de “desparramar” y desarraigar.

No existe mayor compromiso para un hombre que el arraigo, o el “aquerenciamiento” que hablaba al principio.

Espero no equivocarme, tengo la seguridad que no, por eso llamo a la reflexión a los padres, madres, hijos, hermanos, nietos de esta ciudad, a colaborar para construir un ciudad mejor. Queda mucho por hacer, seguro hay mucho por corregir o mejorar, pero se va a hacer trabajando, no entorpeciendo. No debemos facilitarle la tarea a los manipuladores que convocan a marchas o protestas, fogoneadas punteros políticos del anterior gobierno, que de nada sirven, solo para sembrar caos, mas del caos que supieron sumergirnos.

Por eso te digo a vos, que como yo, querés a esta ciudad, no te prendas en las maniobras de los que quieren que las cosas vayan mal, para volver...

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias