viernes 22 de septiembre de 2017 - Edición Nº1944
Infonoroeste » Regionales » 14 jul 2017

Quejas por sobreprecios y falta de garrafas se extienden por varios municipios

Los usuarios denuncian que un envase de 10 kilos que debería costar unos 135 pesos se consigue hasta por 200. En Junín y Chivilcoy hubo contacto con comerciantes en el primer caso y en el segundo se agregaron puntos de venta.


Las quejas por la venta de garrafas muy por encima del precio de referencia establecido por el Gobierno nacional continúan en el interior bonaerense, y los usuarios denuncian que un envase de 10 kilos que debería costar unos 135 pesos se consigue hasta por 200.

Otro problema que se presenta es que los puestos de venta oficiales donde se venden a un precio más económico son escasos, y en algunos casos se ubican fuera del casco urbano, lo que dificulta el acceso a quienes no tienen vehículo para el traslado.

El invierno golpea todos los bolsillos: en los últimos días se conocieron las denuncias por las abultadas facturas de gas que recibieron los usuarios con red, lo que motivó nuevas presentaciones en la Justicia para que se retrotraigan los aumentos.

Asimismo, las Oficinas Municipales de Defensa del Consumidor reciben al mismo tiempo las denuncias por el sobreprecio de las garrafas. En Junín, se reciben quejas diarias, por lo que el titular de la OMIC local, Fernando Scanavino se reunió en las últimas horas con comerciantes del sector.

En Olavarría, la agrupación Patria Grande presentó un petitorio al Municipio y al Concejo Deliberante por el acceso en los barrios a la garrafa social, luego de realizar un relevamiento en el que constataron "la ausencia de la garrafa social y la imposibilidad por parte de vecinos y vecinas de ir a buscarlas al depósito que las almacena por no contar con vehículos para hacerlo", según informaron mediante un comunicado. No obstante, el documento ya lleva un mes en las distintas oficinas, y temen que “se pase el invierno” sin solución a esta problemática.

En Tandil el reclamo lo encabeza la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que en los últimos días mantuvo una reunión con la Secretaría de Desarrollo Social, donde se planteó la necesidad de la extensión del recorrido del sistema de venta de garrafas a los barrios, y la ampliación de días y franja horaria.

Luego de las quejas, en Chivilcoy, el Municipio gestionó tres nuevos puntos de venta en los barrios más necesitados, ante las dificultades y el peligro que significaba que los vecinos se trasladaran hasta la planta de venta oficial, ubicada sobre la Ruta Nacional Nº 5, a donde muchos llegaban en bicicleta. Asimismo, aporta un subsidio –además del nacional-para que las garrafas se consigan a 100 pesos.

Cabe señalar que el Programa Hogar (Hogares con Garrafas) consiste en un subsidio directo a los usuarios de bajos recursos que no cuentan con servicio de gas natural por redes. El Gobierno subsidia 115 pesos de la garrafa, por lo que si se toma el valor de referencia (de 135 pesos), el beneficiario sólo paga 20 pesos. No obstante, cuando estos valores no se respetan, se termina desembolsando más dinero y se perjudica a quienes menos tienen.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias