martes 21 de noviembre de 2017 - Edición Nº2004
Infonoroeste » Nacionales » 23 oct 2017

Elecciones 2017

Bullrich dio vuelta la elección y le ganó por más de 387 mil votos a Cristina

El escrutinio esta vez fue mucho más veloz que en las PASO, por lo que no existió polémica como en aquella oportunidad, cuando la carga de votos se detuvo, a las 4 AM, con un exiguo triunfo de Bullrich que después, en el recuento definitivo, Cristina revirtió.


La lista encabezada por Esteban Bullrich venció ayer a la de Cristina Fernández de Kirchner por 4,13% en la contienda para el senadores nacionales, un resultado que le permite al oficialismo de Cambiemos colocar al segundo representante por la provincia de Buenos Aires en la cámara  Alta –Gladys González- y le asesta un duro golpe a la oposición peronista en el principal bastión electoral del país.

 

La lista encabezada por Bullrich llego al el 41,38% de los votos, contra el 37,25% de CFK. En tercer lugar fue para la nómina de 1País, encabezada por Sergio Massa, que alcanzó apenas el 11,32%, mientras que la boleta de Florencio Randazzo, de Cumplir, obtuvo el 5,31%. Última quedó el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), que llegó al 4,75% de los sufragios.

 

Con esos número, ingresan al senado Bullrich y González por Cambiemos y Fernández de Kirchner por Unidad Ciudadana. Y queda fuera Jorge Taiana, que iba en segundo término en la boleta de la expresidenta.

 

Cambiemos consiguió así dar vuelta en resultado de las PASO, que había favorecido a CFK por un escaso 0,21% (34,27 a 34,06%), los famosos 20.324 votos de diferencia. Ahora, Bullrich sumó 387.264 votos más que Cristina: 3.877.695 a 3.490.431. Ellos dos -y Néstor Pitrola- fueron los único que sumaron respecto a la primaria: 678.825 más el ex ministro de Educación; 261.237 votos la expresidenta. El líder candidato del FIT, aunque quedó último, también mejoró respecto de agosto: 127.555 votos nuevos, ya que ahora alcanzó los 444.863 votos.

 

En contraste, las opciones opositoras que perdieron en el marco de una elección que volvió a estar polarizada fueron Massa y Randazzo. El diputado fue el que sufrió la peor sangría: 390.663 votos menos que en agosto, una merma del 4,09%. El exministro, por su parte, redujo su cosecha en 62.187 votos, un 0,63% menos. La primera de esas sangrías podría explicar, en parte, la mejora de Bullrich. A esa performance,  también puede haber contribuido un mayor nivel de participación (79,61% hoy contra 76% en las primarias) y el hecho de que la mayoría de esos votantes haya optado por el oficialismo. 

 

Las reacciones

 

El escrutinio esta vez fue mucho más veloz que en las PASO, por lo que no existió polémica como en aquella oportunidad, cuando la carga de votos se detuvo, a las 4 AM, con un exiguo triunfo de Bullrich que después, en el recuento definitivo, Cristina revirtió. Ahora, cerca de la 11.30 ya existía una tendencia definitiva y apenas pasada la medianoche ya se había contado el 99,21% de las mesas.

 

Con esos número, Cambiemos subió sus candidatos a escenario de su búnker, en Costa Salguero. “Sí, se pudo”, lanzó un exultante Bullrich, que precedió en el uso de la palabra a Vidal y habló antes que su rival Cristina pero cuando los opositores Randazzo y Massa ya habían reconocido su triunfo.

 

“Lo hicimos con el mismo espíritu con que sacamos a la provincia del abandono”, dijo el senador electo hizo un discurso centrado en la tolerancia, en el que enfatizó que “lo que nos une es mucho, y mucho más de lo que nos divide. Sigamos aspirando a un país en el que piensa distinto no es el enemigo”. Afirmó, además, que “esa diversidad es lo que nos hace mucho más fuertes como provincia”. Después, Vidal reforzó: “somos millones que no abrazamos para cambiar”, dijo.

 

También tuvo palabras para los que no lo votaron: “sepan que cada uno de nosotros escuchó le mensaje. Vamos a construir puentes”, prometió. 

 

Cristina, desde Sarandí, admitió poco después la derrota, al afirmar que a su frente “no le alcanzó”. Entre gritos de sus seguidores contra el grupo de medios Clarín, la ex presidenta destacó que “hemos sido capaces de sumar más votos que en las PASO, a pesar de que hemos enfrentado la más fenomenal concentración de poder de que se tenga memoria desde el retorno de la democracia”.

 

La ex mandataria dijo que Unidad Ciudadana “ha venido para quedarse” y que será “la base de la alternativa a este gobierno”. Añadió que “Aquí no se acaba nada hoy aquí empieza todo”, y dijo que buscará la unidad, aunque criticó al resto de los opositores “que se han dedicado más a criticarnos a nosotros que a lo que está haciendo el gobierno”. 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias