jueves 18 de enero de 2018 - Edición Nº2062
Infonoroeste » Nacionales » 12 ene 2018

Política

Cambiemos advirtió que con o sin extraordinarias el Senado deberá tratar el desafuero de Cristina

Así lo anunció jefe del interbloque de senadores del oficialismo, Luis Naidenoff. Eso suma un elemento más a la puja con el Bloque Justicialista, que ya adelantó el rechazo a la solicitud de Bonadio.


El jefe del interbloque de senadores de Cambiemos, Luis Naidenoff, señaló que "independientemente de la convocatoria a extraordinarias, una de las primeras cosas que hay que hacer es tratar el desafuero de Cristina Kirchner".

Naidenoff se expresó así en medio de la discusión entre el oficialismo y el justicialismo por la eventual convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso en febrero y la agenda de proyectos de ley que el Gobierno tiene pendientes y que se concentran casi todos en el Senado.


"Independientemente de la convocatoria a extraordinarias y los temas, tenemos una cuestión pendiente que es constituir a la Comisión de Asuntos Constitucionales para tratar el pedido de desafuero de la senadora Cristina Kirchner", señaló el jefe de la bancada oficialista en diálogo con NA.

El senador nacional por Formosa indicó que el tratamiento del pedido de desafuero que envió al Senado el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa que investiga el presunto encubrimiento de los iraníes acusados de volar la AMIA, "es una de las primeras cosas que hay que hacer".

Al ratificar la intención de someter a debate el pedido de desafuero de la ex presidenta, el oficialismo sumó un elemento más a la puja con el Bloque Justicialista que preside Miguel Pichetto, quien ya adelantó el rechazo de esa bancada a la solicitud del juez federal.

Previamente, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, había manifestado que "no se suspenden las extraordinarias" previstas para febrero y de esta manera rechazó que la falta de acuerdo con el justicialismo en torno a algunos de los proyectos de la agenda obligue a esperar a marzo para sesionar.

En las últimas horas trascendió que la idea del Gobierno de convocar a sesiones extraordinarias para febrero había perdido fuerza porque el oficialismo no cuenta por el momento con acuerdos parlamentarios para aprobar los tres proyectos más importantes que impulsa: las reformas laboral y electoral, y la reforma del Ministerio Público Fiscal.

Las primeras dos iniciativas no cuentan con el aval del Bloque Justicialista que comanda Miguel Pichetto, que no quiere votar la reforma laboral sin la aprobación explícita de la CGT y no puede avanzar con la electoral porque los gobernadores peronistas ya le bajaron el pulgar en 2016.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias