jueves 18 de enero de 2018 - Edición Nº2062
Infonoroeste » Regionales » 12 ene 2018

Leandro N. Alem/ Arenales

Un informe del Inta reveló que solo llovieron entre 40 y 60 mm de octubre a diciembre

Esto ha generado algunas deficiencias en el agua disponible (principalmente en las lomas medanosas) para los cultivos que han alterado, en algunos lotes particulares, los maíces de primera en floración y el crecimiento inicial de soja de primera y segunda.


 

En el área de influencia que comprende los distritos de Leandro N. Alem y General Arenales se registró un valor acumulado desde octubre a la fecha de entre 40 y 60 mm. Las precipitaciones se sucedieron en forma de lloviznas y tormentas aisladas bien distribuidas durante el periodo. Esto ha generado algunas deficiencias en el agua disponible (principalmente en las lomas medanosas) para los cultivos han alterado, en algunos lotes particulares, los maíces de primera en floración y el crecimiento inicial de soja de primera y segunda. Se han cosechado todos los lotes de las 15mil has de trigo sin problemas. Durante el ciclo se detectaron varios lotes con roya amarilla muy agresiva.

 

También se detectaron otras enfermedades como roya de la hoja, roya de tallo, y mancha amarilla. Los rendimientos fueron estables con promedios de 35-45qq/ha, aunque menores que la campaña anterior. Para el caso de soja de primera, el cultivo se encuentra en el estado fenológico V2-V3 de entre una y dos hojas trifoliadas expandidas.

 

El crecimiento inicial se vio afectado por la falta de precipitaciones, pero a partir de la lluvia del 5 de enero se ha recuperado. La soja de segunda se encuentra en el estado de pos-emergencia en V1 con desarrollo de hojas unifoliares. Para el caso de los maíces se observa un muy buen desarrollo en maíces de primera, la buena humedad de los perfiles a pesar del déficit de lluvias durante el periodo, permiten estimar buenos rindes para el cultivo en general. El cultivo se encuentra en R2 iniciando el periodo de cuaje, momento clave para determinar el rendimiento.

 

Durante esta etapa crítica se han sucedido precipitaciones de entre 10 a 20 mm, dependiendo de la zona, favoreciendo de forma determinante dicho período. No se han sembrado maíces de segunda en forma significativa. En el área de influencia no se han detectado ataques masivos y significativos de plagas6 según relevamiento propio y consulta a contratistas aplicadores locales. En general los cultivos vienen evolucionando en buenas condiciones. Existe cierto riesgo de déficit para el llenado de grano en maíz y soja, que dependerán de las precipitaciones que sucedan durante lo que resta del verano.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias