domingo 21 de octubre de 2018 - Edición Nº2338
Infonoroeste » Regionales » 16 may 2018

Tarifas

Vidal prohíbe a municipios cobrar tasas ajenas al servicio

La medida pepresentaría una caída de ingresos de aproximadamente $ 1.300 millones para las arcas locales.


En una nueva respuesta a la presión opositora por la baja de las tarifas, el Gobierno bonaerense les bloqueó a los municipios y cooperativas la posibilidad de cobrar tasas y otros servicios que no estén directamente vinculados con la prestación del servicio.

 

La medida, que comenzará a regir desde este miércoles, supone un duro golpe a las finanzas de las comunas, que utilizaban las boletas de luz como una forma segura de recaudar conceptos no relacionados con el servicio, como tasas adicionales por seguridad, educación, o transporte público. A esto se suma el debate inconcluso en la Legislatura bonaerense sobre la derogación de dos impuestos a la luz y el agua que recaudan directamente los municipios, y que representaría una caída de ingresos de aproximadamente $ 1.300 millones.

 

Pero la resolución, firmada por el directorio de OCEBA y publicada en el Boletín Oficial, también afecta fuertemente a las cooperativas, que tampoco podrán cobrar otros servicios que prestan en forma complementaria al servicio eléctrico, como los sepelios.

 

Concretamente, la norma dispone que las facturas que emitan las distribuidoras provinciales o municipales solo deberán contener "conceptos tarifarios vinculados a la prestación del servicio público de distribución de energía eléctrica". Solo quedará exenta de la medida la tasa de alumbrado público.

 

Como viene informando DIB, las tasas municipales se llevan un buen porcentaje de las tarifas de servicios públicos. Aunque cada comuna posee un régimen diferente, casi todas utilizan las facturas (sobre todo las eléctricas, que tienen una cobrabilidad del 95%) como un "reaseguro" para cobrar servicios ajenos a la actividad.

 

En Tandil, por caso, las tasas municipales representan un 13,6%: dos de ellas son destinadas al alumbrado público y a inversiones realizadas por la cooperativa local, pero la tercera (del 3,5%) es usada para la cobertura de prácticas de alta complejidad en el hospital local. Luján, por su parte, incluye gravámenes por 17%: 2% para los bomberos voluntarios, y tres tasas del 5% cada una destinadas a fondos de infraestructura, acción social y seguridad.

 

Chivilcoy, por su parte, implementa tres tasas fijas para seguridad ($44), educación ($40) y transporte público ($39). Todos estos conceptos dejarán de tener vigencia a partir de este miércoles.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias