martes 19 de noviembre de 2019 - Edición Nº2732
Infonoroeste » Regionales » 8 jun 2018

Acuerdo con el FMI

"El gobierno volvió a poner la espada de damocles sobre Argentina", cuestionó Aguiar

"Los acuerdos con el FMI no son gratis y mucho menos indoloros. Dependerá del Gobierno que el fino hilo que sostiene la espada de Damocles sobre nuestra cabeza no se corte", analizó el ex concejal peronista.


El economista que milita en las filas del Frente Renovador Junín dijo que "sin duda lo que sorprende a priori no es el acuerdo en sí, sino el importe final que representa 11 veces la cuota argentina en el FMI. La explicación claramente está en el contexto, el FMI necesita reinventarse desde los fracasos de los 90´s en América Latina y principalmente su último gran desacierto en Grecia entre 2009 y 2012. Por otro lado, en términos de intereses geopolíticos, EEUU no se puede permitir que Argentina se convierta en otra Venezuela".

 

"En cuanto al acuerdo en sí está claro que los USD 50.000 millones no van a venir todos juntos, sino mediante un primer adelanto de unos USD 15.000 millones (30%) y luego en cuotas trimestrales de acuerdo al cumplimiento de las metas que explícitamente contenga la Carta de Intención que el Directorio del FMI estaría aprobando el próximo 20 de junio", agregó en un comunicado de prensa.

 

En tanto, analizó que "según se desprende de los dichos del propio ministro Dujovne, el acuerdo está marcado por un profundo ajuste de las cuentas públicas, principalmente en subsidios (más tarifas), obra pública y transferencias a las provincias. También se vuelven a recalibrar las metas fiscales e inflacionarias. En lo que hace al resultado fiscal se establece un objetivo de déficit del 2,7% del PBI para 2018 (antes 3,2%), en 2019 1,3% (anterior 2,2%), llegar al equilibrio primario en 2020 y luego alcanzar el superávit fiscal".

 

"En cuanto a las metas de inflación, se elimina cualquier proyección para 2018 es decir que este año no habrá meta, pero sí para los siguientes tres años de 17%, 13% y 9% (muy lejos del 5% anual que preveía originalmente por el equipo económico). Por otro lado el Gobierno se comprometió a encontrarle una salida a la “bomba” de Lebacs, muy posiblemente algún tipo de canje por bonos y/o cancelación anticipada con la intervención del Tesoro", dijo además.

 

"Por último, queda claro que el FMI no va a permitir que los dólares vengan a financiar un tipo de cambio barato. Por lo que le exigió al BCRA levantar cualquier tipo de medida de contención cambiaria y vaya hacia un esquema de flotación libre. Lo que va a poner a la autoridad monetaria en un serio desafío si se plantea la necesidad de bajar las tasas de interés actuales a niveles más compatibles con la actividad productiva.

 

A grandes rasgos y sin conocer aún los detalles minuciosos de la Carta de Intención, se puede anticipar un 2018 signado por la “estanflación”, es decir un estancamiento de la actividad económica (incluso un segundo y tercer trimestres de caída) producto de un consumo raquítico y la merma en la obra pública, sumado a una inflación que seguramente superará el 25% de 2017 e impactará de lleno en el poder de compra de los salarios. 

 

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias