sábado 23 de junio de 2018 - Edición Nº2218
Infonoroeste » Provinciales » 12 jun 2018

Al paro

Docentes bonaerenses lanzan medida de fuerza por 48 horas a más de 50 días de la última reunión

Los gremios que componen el FUDB se reunieron este lunes al mediodía en la sede de Suteba ubicada en la ciudad de La Plata y decidieron avanzar con una jornada de lucha.


 

Los docentes bonaerenses pararán por 48 horas, entre el jueves y viernes de esta semana, tras cincuenta días sin convocatoria. La primera jornada será en adhesión a la protesta planificada por Camioneros y las dos CTA a nivel nacional, mientras que el segundo día se tratará de un cese impulsado por el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) en provincia.

 

Los gremios que componen el FUDB se reunieron este lunes al mediodía en la sede de Suteba ubicada en la ciudad de La Plata y decidieron avanzar con una jornada de lucha de 48 horas, que incluirá un paro provincial para el viernes de esta semana y una jornada de lucha para el martes 19. Además, los principales sindicatos bonaerenses (Suteba, FEB y Udocba) confirmaron que serán parte de la medida de fuerza de este jueves convocada a nivel nacional. 

 

"En nuestro caso, se convierte en un paro de 48 horas que va a tener una trascendencia muy importante, porque ya pasaron 52 días de la última convocatoria a paritarias", se quejó el titular de Udocba, Miguel Díaz, en diálogo con DIB.

 

En tanto, la secretaria general adjunta de Suteba, Silvia Almazán, anticipó que "ambas medidas de fuerza van a tener una adhesión muy alta porque hay una reacción en los docentes ante lo que consideran un destrato del Gobierno de la provincia de Buenos Aires". Y advirtió a esta agencia que hay "enojo en el interior y en el conurbano".

 

En un comunicado, el FUDB señaló además que "el gobierno de (María Eugenia) Vidal continúa profundizando el ajuste en educación y volviendo a dilatar la resolución del conflicto salarial porque lleva más de cincuenta días sin convocar a paritarias".  

 

Los sindicatos sostienen que "el salario docente está congelado desde octubre de 2017; sin embargo, la política económica ha impactado fuertemente en el poder adquisitivo con un deterioro superior al 12%", y que "las problemáticas educativas, que obstaculizan el desarrollo de las clases y vulneran el derecho social a la educación, siguen sin resolución".

 

En la última reunión con el Gobierno, los docentes rechazaron un aumento semestral del 10%. Luego, tras la crecida del dólar (hoy ronda los $   26), los sindicatos empezaron a exigir un 25% anual con cláusula gatillo, una herramienta que consideran necesaria para empatarle a la inflación.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias