lunes 20 de agosto de 2018 - Edición Nº2276
Infonoroeste » Provinciales » 31 jul 2018

Debate Aborto

Vidal sobre el aborto: “aplicar la ley del aborto en la Provincia no será sencillo”

Desconocen cuantos son los médicos objetores de conciencia. Las dudas sobre el texto legal


Por:
Redacción

 

Una eventual aprobación en el Senado de la ley de interrupción del embarazo dejará a la Provincia de Buenos Aires ante un panorama, hasta ahora, incierto para su aplicación en los 80 hospitales que dependen de la gestión estatal.

Independientemente de las convicciones personales de los funcionarios bonaerenses (al menos la gobernadora María Eugenia Vidal y su ministro de Salud, Andrés Scarsi se enrolan en el bando celeste), lo que le preocupa a la mandataria y a sus principales, según publicó el diario El Día,  colaboradores son las cuestiones prácticas referidas a la instrumentación de la norma.

Así, y al menos ante tres ministros de su gabinete Vidal reconoció durante el fin de semana pasado que aplicar la ley del aborto en la Provincia “no será sencillo”.

Hoy por hoy, sostienen, la Provincia se enfrenta a un escenario que, entienden, como “complejo de dimensionar”. Aunque hasta ayer carecían de datos concretos sobre la postura que adoptarán los profesionales de la salud bonaerenses, no son pocos los referentes provinciales de Cambiemos que creen que la realidad les marcará que hay una mayoría de médicos en contra del aborto, que la de los que están a favor.

Esa dificultosa instrumentación a la que hizo referencia Vidal ante su mesa chica, se basaría, primero, en lo que entiende como los “tres mundos” en los que se divide la atención médica bonaerense: hospitales municipales, hospitales provinciales y clínicas privadas.

Una composición de lugar que se hace en el entorno de la gobernadora, se explica más o menos así: “Ya se conoció un extenso listado de clínicas privadas contrarias a la aplicación de la ley. Cualquier mujer que tenga una prepaga y que sepa que en la clínica a la que asiste no se practicarán abortos, ¿dónde va a terminar? ¿En un hospital público”, se responde el informante que vuelve a preguntarse: “¿Estaremos en condiciones de satisfacer esa demanda?”

 

 

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias