martes 23 de octubre de 2018 - Edición Nº2340
Infonoroeste » Producción y agro » 19 sep 2018

Campo  

El dólar alto complica aún más a los tambos que sufren una suba atroz en insumos

Un 70% de los insumos de la actividad están dolarizados. CRA se retiró de la Mesa de Lechería con duras críticas a Agroindustria.


Por:
Redacción

 

 

Cuando el dólar se disparó de 20 a 30 pesos durante los meses de abril y mayo pasados, en las principales cuencas lecheras del país comenzaron a advertir que los costos no cerraban en los tambos de pequeña y mediana escala productiva.

Los beneficios que generó esa devaluación del peso del 50% en la industria exportadora tardaron mucho tiempo en trasladarse a los tamberos. Y cuando llegó la suba de precios, la inflación hizo que resulte insuficiente para que la actividad sea rentable.

"Estamos preocupados por la situación de los tambos, pero no están cerrando", dijo el director de Lechería, Alejandro Sammartino. "La devaluación en el cortísimo plazo es una pésima noticia, aunque mejora la competitividad de las exportaciones", agregó.

En agosto pasado, según datos oficiales, el precio pagado a los tamberos en la provincia de Santa Fe fue de $ 7,52 por litro, mientras que en Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos se ubicó en $ 7,42, $ 7,31 y $ 7,33 por litro, respectivamente.

Es decir, el precio promedio que recibieron los productores el mes pasado fue de $ 7,41 por litro, una cifra que, considerando el tipo de cambio oficial, equivale a 0,23 centavos de dólar versus 0,32 centavos en agosto del año pasado (un 28% menos).

En el actual escenario de devaluaciones constantes, la situación en los tambos es complicada en función de que un 69% del costo de las unidades productivas de escala intermedia están asociadas a insumos dolarizados, según un estudio de CREA que publicó LPO.

La devaluación de más de un 100% en lo que va del año llevó a que las pérdidas de las Pymes lácteas se incrementen significativamente en los últimos 12 meses, mientras que las grandes industrias dejaron de tener rentabilidad a partir de julio. 

El índice IPOD que presenta todos los meses la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) mostró que en agosto pasado el precio promedio de la leche en las principales cadenas de supermercados fue de $ 30,30 por litro.

El documento de la CAME evidenció además que el mes pasado la diferencia entre lo que pagan los consumidores en las góndolas y lo que cobran los productores fue del 298% (la participación del tambero en el precio final fue del 25%).

Para tener una idea del impacto de la devaluación en los tambos, la tonelada de maíz -el principal insumo- hace un año se vendía a $ 2.500, mientras que este lunes en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) se comercializó a $ 5200 (más del doble).

La soja, en tanto, en la zona de Rosario se negociaba en agosto del año pasado a $ 4.000 por tonelada, al tiempo que ahora vale $ 9.500. Si bien no hay datos oficiales, se estima que en lo que va de la era Macri se cerraron más 1.000 tambos en todo el país.

En la industria láctea, por su parte, destacan la mayor parte de la producción se destina al mercado local y que lo que se exporta no goza de buenos precios. Actualmente el valor internacional de la leche en polvo ronda los u$s 3.150 por tonelada.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias