martes 23 de octubre de 2018 - Edición Nº2340
Infonoroeste » Regionales » 11 oct 2018

Trenque Lauquen

Fuerte y llamativa protesta de tamberos para pedirle al Gobierno soluciones

Con dos asambleas y el envío más de 350 vacas lecheras al Mercado de Liniers, los tamberos de la provincia de Buenos Aires pidieron soluciones para el sector por la grave crisis que atraviesa.


 

Con dos asambleas y el envío más de 350 vacas lecheras al Mercado de Liniers, los tamberos de la provincia de Buenos Aires pidieron soluciones para el sector por la grave crisis que atraviesa, exigieron la urgente intervención del Gobierno nacional y que se actualice el valor que se paga al productor por el litro de leche.  

 

Con una nutrida cantidad de tamberos y el apoyo de las entidades de la Mesa de Enlace, las protestas tuvieron como epicentro las plantas lácteas de La Serenísima ubicadas en las ciudades de Trenque Lauquen y General Rodríguez. Allí se escucharon crudos testimonios de la actividad que en el último año y medio llevó al cierre de más de 250 tambos en la provincia y unos 600 en el país.

 

"El Gobierno tiene que salir del estado de autismo. Basta de verso y chácharas. Hay que encontrar una solución para el precio y el plazo de pago", dijo a DIB el titular de la  Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) Matías de Velazco. Es que en la actualidad la industria paga unos $8 por litro cuando un productor, para salir "empatado", debería percibir $11. "Debe aparecer la plata que falta y está en la cadena. Tienen que derramar las industria y las cadenas comerciales", agregó.

 

Según De Velazco, más allá del estado de preocupación, el productor "está firme" y espera que la administración nacional "tome nota" del reclamo. "Mientras protestábamos en Trenque Lauquen, se veían pasar los camiones rumbo a Liniers con vacas lecheras", señaló. En ese sentido, de las más de mil vacas que ingresaron hoy al Mercado, el 35% fueron lecheras, y varias de ellas llegaron con pintadas sobre el lomo en alusión a la problemática del sector. "S.O.S. tambos" y "Plan menos leche", tenían escrito los animales, en referencia al continuo cierre de establecimientos lecheros.

 

A las inundaciones y la fuerte sequía que se dieron entre 2017 y 2018, impactó de lleno en la actividad la fuerte devaluación del peso de más del 100% en lo que va del año, además de la baja de los reintegros a las exportaciones y la vuelta de las retenciones. Además, los costos, según los tamberos, se encuentran dolarizados en un 80% y la propuesta de la industria es ir subiendo lo que se paga al tambero en cuotas, algo que está lejos de ser una solución. 

 

"Si vamos a una mesa tenemos que hablar de precios. No es contra La Serenísima sino contra un sistema industrial, contra quienes hacen la plancha", lanzó el titular de la Rural trenquelauquense, Ignacio Kovarsky, quien graficó que en la actualidad "hay vacas que tienen que dar leche y se van al gancho", en referencia al envío de animales al mercado de hacienda.

 

Mientras que para el vicepresidente de CRA y diputado nacional Jorge Chemes "no puede ser el tambero el único eslabón de ajuste de la cadena", para la coordinadora de la Comisión de Lechería en Carbap, Andrea Passerini, el 85% de las pérdidas, las absorbieron los productores. Y agregó: "El Estado tiene que garantizar condiciones de equidad cuando la cancha está inclinada. Si tenemos que seguir haciendo asambleas en todo el país lo vamos a seguir haciendo". 

 

Tanto en la protesta de General rodríguez como en la de Trenque Lauquen, donde no hubo corte de ruta, el funcionario apuntado y del que se pidió "la cabeza" fue el director nacional de lechería Alejandro Sanmartino, con quien los tamberos mantienen una posición tirante por sus declaraciones públicas y por no facilita herramientas para impulsar a este sector. Por eso, además de declararse en estado de alerta y movilización, pidieron por la baja de la presión tributaria y la mejora de las tasas de préstamos. 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias