miércoles 20 de marzo de 2019 - Edición Nº2488
Infonoroeste » Nacionales » 4 mar 2019

Actualidad

Casinos Online: También concientizados frente a los malos usos

Lo más común es que además cuenten con un vínculo directo a la organización anti-ludopatía pertinente en cada país, como facilitador para que un usuario pueda detectar si es un jugador patológico o incluso un familiar pueda advertir ciertas señales accediendo a dicha información.


 

Debido a la fuerte expansión a la que está asistiendo el sector del juego a nivel internacional, muchos han dado la voz de alarma sobre la facilidad con que se puede llevar este tipo de entretenimiento a una mala praxis. Por lo pronto uno de los temores principales es el fomento de la ludopatía, seguido de la preocupación por el acercamiento precoz de jóvenes y adolescentes a este mercado, sin olvidarnos de la desconfianza en cuanto a posibles fraudes. En algunos países incluso las autoridades están tomando cartas en el asunto para restringir las posibilidades de acceso a los casinos tanto físicos como online, pero los casinos son los primeros interesados en que el uso que se haga de sus productos sea responsable y, en definitiva, correcto.

 

Los casinos en línea, frente a las salas de juego presenciales, podrían no tener tanto control sobre el acceso de los menores a sus juegos, ya que estos suelen burlar los filtros de edad desde muy jóvenes sencillamente para crearse perfiles en las redes sociales más empleadas. Sin embargo, teniendo en cuenta que para hacer depósitos y para retirar premios es imprescindible vincular sistemas de pago y este proceso requiere autenticación, sería incluso más complicado para el menor llegar a completar el proceso para jugar con dinero real. Además, la mayor parte de ellos dispone de casinos en vivo como servicio adicional para la ruleta multijugador o el blackjack entre otros, y sería fácil comprobar el acceso de un menor simplemente por su aspecto, con lo que se dispararían las alarmas.

 

 

En cuanto a la preocupación por ser víctimas de fraude, todos los casinos aprobados por los reguladores de cada país en concreto incluyen su logotipo a pie de página que los certifica como sitio de juego seguro, a prueba de estafas o ciberdelincuentes. Los datos personales y bancarios de cada usuario están a salvo de miradas indiscretas, pero también este certificado indica solvencia y garantía de pago de premios si procede.

 

Lo más común es que además cuenten con un vínculo directo a la organización anti-ludopatía pertinente en cada país, como facilitador para que un usuario pueda detectar si es un jugador patológico o incluso un familiar pueda advertir ciertas señales accediendo a dicha información. No sólo encontraremos datos o indicadores, sino herramientas con las que establecer autolímites en cuanto a tiempo máximo de juego diario, semanal o mensual o importe máximo que se pueda jugar en un determinado periodo de tiempo. Son recursos muy útiles para aprender a ejercer el autocontrol en el juego. El jugador incluso se puede retirar el permiso a sí mismo para acceder a determinados casinos online.

 

Realmente, para las salas de juego en línea esta polémica es un handicap en sí misma y son los primeros interesados en erradicar esa vinculación entre juego y patología que aún forma parte de la perspectiva social. Por lo pronto van avanzando paulatinamente: hace un par de décadas el concepto de jugador estaba prácticamente asociado a la mala vida, mientras que en el momento presente encontramos usuarios de todas las clases, edades, género y tipología, lo que ha roto con el perfil de jugador que nos ha vendido, por ejemplo, el cine. Cuanto mayor es el acceso, más se normaliza este tipo de entretenimiento, si bien aún queda bastante camino por delante en este sector para dejar de verlo como una amenaza. Por este motivo, los casinos online se esmeran en dejar clara su buena predisposición para un uso responsable y ofrecen juegos gratuitos y bonos de bienvenida sin depósito para que el jugador no comience gastando dinero (cosa que por otra parte en los casinos físicos no se puede llevar a cabo).

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias