domingo 15 de diciembre de 2019 - Edición Nº2758
Infonoroeste » Regionales » 21 abr 2019

Paritarias

En general, municipales cierran paritaria, pero por debajo de la inflación

Una de las subas salariales más importantes de la provincia se dio en Pehuajó, con 40%, igual que en Alberti.


Los trabajadores municipales comenzaron a cerrar en la provincia de Buenos Aires los acuerdos salariales y aunque en muchos casos lograron recuperar algunos puntos perdidos con la inflación del año pasado, lo cierto es que en casi todos los casos los aumentos quedaron lejos del 54,7% que trepó la suba de precios del Indec en los últimos doce meses.

 

Si bien la presión de los empleados apunta a llegar a un acuerdo como hicieron los docentes con el Gobierno de María Eugenia Vidal, cláusula "gatillo" de por medio, muchos debieron conformarse con incrementos que promedian el 35%, bastante lejos de la inflación del último año y de lo previsto para 2019.

 

Mientras que el intendente de Esteban Echeverría y titular del PJ bonaerense, Fernando Gray, arregló una suba del 35% en dos cuotas con sus empleados, en Florencio Varela, Andrés Watson, formalizó un acuerdo de un 33,5%, pero que se abonará en tres etapas. Estos dos se suman a La Plata, donde días atrás la suba otorgada fue del 22% (tres cuotas) para el año más un 8% de recuperación de 2018.

 

Si bien a diferencia de otros años las negociaciones se llevan adelante sin pauta salarial de referencia sugerida por el Gobierno provincial, lo que da cierta "libertad", tanto estas comunas como otras del interior llegaron a acuerdos que se ubican a varios puntos de la inflación, con pérdidas de alrededor de 10%.

 

Una de las subas salariales más importantes de la provincia se dio en Pehuajó, con 40%, igual que en Alberti, mientras que en Arrecifes el aumento ronda el 30% en cuotas (se termina en febrero de 2020), aunque existe el compromiso de revisar los montos si es que la inflación sigue alta. Y en Chivilcoy, el intendente Guillermo Britos, dio un 22% para el primer semestre del año, una cifra que de acuerdo a los números de las consultoras privadas podría estar cerca de la suba de precios.

 

En Tigre acordaron una suba del 33% en tres cuotas más un bono de $3000, y en Malvinas Argentinas si bien reclamaban un 40% más cláusula gatillo, los trabajadores debieron conformarse sólo con el 30% y sin ese instrumento.

 

En cambio, varios municipios siguen en negociación. Mientras que en Chacabuco los empleados pidieron un 28%, la misma cifra que en Morón (más cláusula), y el intendente de Lezama ofreció un 36,7%. 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias