viernes 13 de diciembre de 2019 - Edición Nº2756
Infonoroeste » Regionales » 3 jun 2019

Política

Expulsión de Meoni: "El actual Comité Radical de Junín no representa a los radicales"

El concejal del FR, Maxi Berestein, le respondió a los integrantes del Comité Radical Hipólito Yrigoyen, quienes solicitaron la expulsión del partido del ex intendente y les recordó que "ser radical no se define por una afiliación sino por seguir sus principios y valores".





El concejal del Frente Renovador, Maxi Berestein, le respondió a los integrantes del Comité Radical Hipólito Yrigoyen quienes solicitaron la expulsión del partido del ex intendente Mario Meoni y les recordó que "ser radical no se define por una afiliación sino por seguir sus principios y valores".

Berestein manifestó que "los dirigentes del actual Comité Radical de Junín no representan ni a los radicales ni a las banderas históricas, si no por el contrario, utilizan el sello partidario para ocupar por atropello y sin ideas el acuerdo político con el PRO, que les garantiza cargos y en algunos casos, obras públicas en el Municipio o en el Hospital".

Además, Berestein agregó que "les recomendaría, que en vez de estar tan preocupados por lo que hacen otros dirigentes, como en el caso de Mario Meoni, presten más atención a las dificultades que están atravesando los vecinos que ellos gobiernan en coalición con el Intendente Petrecca. No los hemos escuchado opinar sobre la inflación, el aumento de la pobreza, el estado de la salud, la falta de transparencia, el aumento de tarifas, ni del cierre de escuelas en el distrito".

En este marco el concejal recordó el cierre de Casa Huerta: "Ya se cumplió un año del cierre de la Escuela Casa Huerta, y aún no hemos escuchado la opinión del partido radical, sobre la vergüenza que significó ser el primer distrito bonaerense en cerrar una escuela pública y desproteger a jóvenes juninenses que perdieron la posibilidad de reinsertarse y proyectar una vida mejor". 

"Soy testigo del desconcierto y la angustia en que se encuentran muchos radicales que siguen los principios como vecinos y sienten vergüenza por la actitud de los dirigentes de ser soldaditos políticos del Pro", exclamó Berestein.

"El radicalismo no es un sello o una afiliación que se puede dar o sacar como en la era monárquica, sino que es una manera de interpretar y actuar frente a la realidad, por eso nunca dejaremos de ser radicales. Como nos aconsejó Alem, nosotros rompimos, antes de ser cómplices de la flexibilidad de un partido que gelatinosamente se va acomodando a las injusticias que promueve el poder", cerró Berestein.

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias