viernes 06 de diciembre de 2019 - Edición Nº2749
Infonoroeste » Regionales » 1 oct 2019

Cuestionamientos

De Luca a un sector del Pro: “Son buenos para manejar la Capital, pero no el gobierno nacional".

Tras el mal resultado en las PASO, el funcionario nacional hizo una autocrítica y dijo que a muchos les faltó “peronismo”.


Por:
Redacción


El vice ministro del Interior oriundo de la ciudad de Chivilcoy, Sebastián García De Luca, se pronunció sobre el rol de algunos dirigentes de Juntos por el Cambio tras la dura derrota en las primarias. Dijo que le parece absurdo que una línea del gobierno se haya "sentido orgullosa de no ser política". Y añadió que hay dirigentes que "son buenos para manejar la Capital, pero no el gobierno nacional".

En declaraciones radiales, el funcionario del gabinete de Mauricio Macri y hombre de extrema confianza de Emilio Monzó, criticó en duros términos y sin dar nombres propios, a los dirigentes que rechazaban ampliar el espacio.

"Hubo una línea de funcionarios que se sintió orgullosa de no ser política y me parece totalmente absurdo. Hay que hacer política y solucionar problemas desde lo técnico", añadiendo que "a Cambiemos, como cuestión cultural, le faltó peronismo. Hay muchos funcionarios que son de la Capital Federal, y allí no existe la intermediación política. Son buenos para manejar la Capital, pero no el gobierno nacional", arremetió.

De esa forma, el actual secretario de Interior de la Nación y candidato a diputado nacional de Juntos por el Cambio analizó el comportamiento de un sector del espacio que trabajó para las primarias abiertas y simultáneas del pasado 11 de agosto.

Además, agregó: "No haber planteado de entrada un gobierno más amplio es uno de los factores que explican el resultado de las PASO del 11 de agosto". Y consideró: “nos tocó gobernar un país con cinco gobernadores, con un tercio de los diputados, un quinto de senadores, con 430 intendentes de 2300, y eso es muy difícil".

En tal sentido, se refirió a las frustradas gestiones para lograr acuerdos en provincias opositoras, evaluando que "nos fue bien en 2015 y 2017. Es muy difícil cambiar cuando te va bien en una elección", y mencionó que "haber ganado en 14 provincias en 2017 no permitió rever la estrategia en 2019".

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias