jueves 27 de febrero de 2020 - Edición Nº2832
Infonoroeste » Provinciales » 9 ene 2020

Política

Legislatura aprobó la Ley Fiscal y Kicillof acusó a la oposición de desfinanciarlo

La Legislatura bonaerense aprobó la Ley Impositiva para 2020 durante una extensa jornada en la que Juntos por el Cambio forzó varias modificaciones al proyecto enviado por el gobernador Axel Kicillof, que acusó a la oposición de "desfinanciar la Provincia".


La Legislatura bonaerense aprobó la Ley Impositiva para 2020 durante una extensa jornada en la que Juntos por el Cambio forzó varias modificaciones al proyecto enviado por el gobernador Axel Kicillof, que acusó a la oposición de "desfinanciar la Provincia".

El Ejecutivo logró la sanción de la ley en una jornada llena de idas y vueltas, tras más de ocho horas de debate. Finalmente, Cambiemos logró imponer su criterio y atemperar los aumentos del Inmobiliario para que menos propietarios sean alcanzados por la actualización del 75%. También bajó a la mitad una tasa especial que gravaba la actividad en los puertos.

Desde el oficialismo aseguran que esos cambios representan una pérdida de $ 10.000 millones de recaudación. En ese sentido, Kicillof dijo que los modificaciones aplicadas por Juntos por el Cambio "desfinancian a la Provincia y favorecen a los sectores concentrados".

"En el Senado, con su mayoría, el bloque de Juntos por el Cambio introdujo varias modificaciones, con las que no estamos de acuerdo y no acompañamos", aseguró el gobernador, quien completó que "cuando son oposición representan y defienden a los mismos sectores para los que gobernaron".

Idas y vueltas

En la cámara Baja, la iniciativa se aprobó tal como fue enviada por el Ejecutivo, que le había introducido algunas modificaciones respecto del articulado original, sobre todo en la escala del Inmobiliario y la reducción de Ingresos Brutos a las actividades profesionales y a la producción de medicamentos. No obstante, mantuvo la carga a la actividad de acopio en las terminales portuarias, uno de los puntos que más polémica generaba.

Juntos por el Cambio rechazó ese y otros cinco artículos (incluido la escala del Inmobiliario), y el oficialismo (que no tiene mayoría propia) logró avanzar con los dos votos del bloque 17 de Noviembre.

Tras ese primer paso, el proyecto se giró al Senado, donde el debate se prolongó durante más de cinco horas. Es que Cambiemos, con mayoría propia, presionó para modificar aún más la escala del Inmobiliario y para reducir la tasa portuaria. Cuando por fin se logró ese acuerdo y la conversación parecía encaminarse, la oposición pidió también eliminar una suba de Ingresos Brutos a la actividad de cableoperadores, y todo volvió a "foja 0".

La polémica recayó sobre una suba del 2 al 4% de la alícuota de Ingresos Brutos para la actividad de los prestadores de TV por cable. Finalmente, se acordó dejarlo en los 2 puntos actuales, lo que para el Ejecutivo representa una pérdida de recaudación de $ 600 millones.

Con esa modificación encaminada, el Senado aprobó el proyecto y lo volvió a girar a Diputados, que refrendó esas modificaciones en una sesión exprés, aunque no exenta de cruces.

Los cambios

En total, el Senado aplicó unas ochos modificaciones al proyecto enviado por el Ejecutivo. En cuanto al Inmobiliario, se modificó la base imponible de las viviendas para que menos propiedades se encuentren incluidas en el aumento del 75%, el más alto de la escala. Para Cambiemos, esto implicará que solo 600 mil viviendas, con un valor superior a los $ 1,7 millones, serán alcanzadas, contra las 2,4 millones que, aseguran, contemplaba el proyecto original. Además, quienes paguen el impuesto de forma anual tendrán un descuento del 25%, por lo que quedarían por debajo de la inflación de 2019.

También hubo una reducción del 50% en los valores de la "sobretasa" a la actividad portuaria, un impuesto solo aplicable a 2020 que grava con montos fijos la carga y descarga en terminales portuarias.

Finalmente, hubo marcha atrás con el aumento de la alícuota de Ingresos Brutos para las actividades profesionales y un aumento del piso de facturación a partir del cual las micro Pymes son impactadas con el impuesto.

Recorrido sinuoso

El proyecto de Ley Fiscal fue presentado el 24 de diciembre y dos días más tarde el Frente de Todos intentó tratarlo en el Senado, donde chocó con la mayoría de Juntos por el Cambio, que denunció un "impuestazo".

Esto provocó una dura réplica del gobernador Kicillof, quien acusó a la oposición de cambiar los interlocutores a último hora, y se quejó porque María Eugenia Vidal, de quien dijo que se había comprometido a acompañar, se encontraba de viaje en París.

Para el oficialismo, el proyecto marcaba una progresividad en la carga impositiva, sobre todo en el rubro inmobiliario. Por ello planteó un incremento del 75% para las propiedades urbanas y rurales de mayor valuación. Desde Juntos por el Cambio, sin embargo, aseguraron que ese aumento impactaba además en sectores medios, y pidió que los aumentos no fueran superiores al 55% de inflación anual.

Finalmente, tras dos semanas de debate, el Ejecutivo aceptó modificar la escala del aumento del Inmobiliario, e introdujo, antes de enviarlo el martes a Diputados, otros cambios, como un tope del 55% al aumento de Patentes.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias