jueves 27 de febrero de 2020 - Edición Nº2832
Infonoroeste » Regionales » 13 feb 2020

Opinión

El derecho no es el dinero, el derecho es a la educación

Escribe la Consejera General de Educación, Natalia Quintana, referente de Juntos por el Cambio (Leandro N. Alem), sobre la flexibilización para el cobro de la ayuda escolar de los beneficiarios de los Asignaciones Familiares y la AUH.


El día Lunes 10/2 fue publicado en el Boletin Oficial la resolución de  ANSES sobre la flexibilización para el cobro de la Ayuda Escolar de los beneficiarios de los Asignaciones Familiares y la AUH, en ella se dan los fundamentos por que a partir de ahora  ya no será requisito comprobar que los niños/as asistieron a la escuela. 

 

Este tipo de medidas son las que ponen en alto riesgo a la infancia, este tipo de medidas, son las que Sí vapulean y desvalorizan la tarea docente, este tipo de medidas son las que hacen que la sociedad y especialmente los niño/as, internalicen que todo da los mismo. Quienes decidieron esto,  no conocen ni un poquito lo que sucede en las escuelas cuando un niño o niña tiene asistencia discontinua,  no saben el trabajo que hay atrás de cada una de estas situaciones, tampoco conoce que en el 90% de los casos de abandono escolar o ausentismo continuo existe una vulneración de derechos, que el hecho que un niño/a no vaya a la escuela es una vulneración de derecho en sí misma, por lo cual es atentar contra el derecho constitucional la educación, premiando a quienes no mandan a sus hijos a la escuela.

 

Cuando un niño/a deja de ir a la escuela, el equipo docente, el equipo directivo, el equipo de orientación escolar implementa infinidad de acciones, reuniones con las familias, muchas veces enfrentando situaciones difíciles, que valen la pena porque están convencidos que “La Escuela” es el mejor lugar donde pueden estar,  es por esta razón, que durante nuestra gestión,  María Eugenia Vidal en la Pcia de Bs As, se creo un sistema de digitalización de los datos desde la Dirección General de Cultura y Educación, donde se registra a cada alumno, y sus asistencia a clases, este sistema en principio, garantiza el derecho de los alumnos/as a estar en la escuela, e intervenir cuando no están.

 

Detrás del ausentismo aparecen situaciones como la  violencia familiar, trabajo infantil, abuso sexual, pobreza extrema, negligencia familiar entre los innumerables sufrimiento de estos niños, la AUH era la política pública que permitía la mirada del Estado sobre esas situaciones, era la puerta de entrada, era el Estado nacional acompañando a los docentes y profesionales en el discurso de cuidado de estos alumnos, era la variable de ajuste y ordenamiento de algunos adultos que por la razón que fuera la escuela no era importante, esta medida de corte populista deja al desamparo a miles de niños que tenían la esperanza que alguien pudiera detectar su sufrimiento, que alguien interviniera y les devolviera una infancia feliz. Esa ayuda escolar no le sirve a nadie, si los niños no están en la escuela, el Derecho no es el dinero, el Derecho es a la Educación.

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias