domingo 27 de septiembre de 2020 - Edición Nº3045
Infonoroeste » Provinciales » 16 jun 2020

Cifras oficiales

Sigue siendo más rápido el ritmo de casos de COVID-19 en Provincia que en CABA

La última semana, el aumento de casos porteños fue del 69%, frente al 93% bonaerense. Preocupan los focos en barrios populares


Por:
Redacción

 

En las últimas dos semanas, el ritmo de propagación del coronavirus ganó velocidad en la Provincia, dejando a la zaga a la ciudad de Buenos Aires (CABA). Espoleados, sobre todo, por las comunas del Conurbano, los contagios en el distrito gobernado por Axel Kicillof aumentaron con una rapidez 34 por ciento mayor que lo que lo hicieron en territorio porteño. Incluso, esa tendencia fue todavía más pronunciada en la segunda semana de junio que en la primera.

De pronto, en el ocaso del otoño bonaerense sucedió lo que hasta hace un mes parecía lejano: el mapa de la Provincia, como aquel de la CABA que exhibiera el 17 de mayo pasado el ministro de Salud, Daniel Gollán, empezó a pintarse de rojo.

Atendiendo siempre a la dispar densidad poblacional a uno y otro lado de la General Paz, se observa que, mientras el 1º de junio uno de cada 353 porteños había contraído COVID-19, hacia el final de la segunda semana esa proporción fue de uno de cada 212 vecinos. Entre los municipios del Gran Buenos Aires (GBA), en tanto, los infectados saltaron de uno cada 1.953 a uno cada 1.034.

Puesto en otros términos, de cada 100 nuevos infectados, 43 son porteños y 57, bonaerenses. Vale aclarar, de nuevo, que el virus se vuelve más denso en la CABA que en el GBA, debido a la cantidad total de habitantes de cada territorio.

Una situación que podría variar si el “rojo” en la Provincia se sigue agrandando: la última semana, el aumento de casos en CABA sobre su población total fue del 69 por ciento, mientras que en GBA lo hizo en un 93 por ciento. Una diferencia del 34 por ciento.

Con los datos difundidos ayer por las autoridades sanitarias, la Provincia acumulaba 13.748 casos y CABA, 15.282. De los 1.208 nuevos contagios confirmados, 552 fueron bonaerenses y 575, porteños. Casi todos, concentrados en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Contando el último registro, la Provincia sumó en los últimos ocho días 4.694 nuevos casos, mientras que la ciudad de Buenos Aires aportó 3.852. La cantidad de fallecidos encendió otra alarma en el distrito que gobierna Kicillof. Es que, si se tiene en cuenta el parte de ayer, la Provincia tuvo que lamentar otras 102 muertes en ocho días, el doble  que los 51 registrados una semana antes. En cambio en CABA, se pasó de 66 a 53 de una semana a otra.

El foco del problema sigue estando en el AMBA, que concentra el 90 por ciento de los contagios. Y, dentro de esa zona, en los barrios vulnerables, cuya aceleración de casos parece coincidir con la estrategia provincial de direccionar los testeos. Allí están los testimonios de la Villa Itatí -en Quilmes-, Villa Azul -entre Avellaneda y Quilmes- o el barrio José Luis Cabezas -a caballo entre Berisso y Ensenada-, donde el preocupante aumento de los contagios llevó a las autoridades a ensayar un cuestionado confinamiento comunitario.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias