viernes 14 de agosto de 2020 - Edición Nº3001
Infonoroeste » Nacionales » 31 jul 2020

Sesión en Nación

El Senado aprobó y ya es Ley la regulación del teletrabajo

El proyecto fue aprobado por mayoría con los votos a favor del Frente de Todos y en contra de Juntos por el Cambio.


Por:
Redacción

 

El Senado de la Nación sancionó la ley que regula el teletrabajo en medio de la proliferación de esta modalidad a causa de la pandemia de coronavirus y la cuaretena. Desde Juntos por el Cambio se opusieron y votaron en contra. La iniciativa ya había sido aprobada por la Cámara de Diputados.

El proyecto de ley obtuvo 40 votos a favor del oficialista Frente de Todos y el Frente Renovador de Misiones, y 30 en contra de Juntos por el Cambio, el Interbloque Parlamentario Federal y del Frente Juntos Somos Río Negro. La bancada de JxC firmó un dictamen en minoría en desacuerdo con aspectos de la ley que, a su criterio, tornaban "más rígida" la regulación y "desalentaban" a los empleadores a promover puestos de trabajo de esta naturaleza.

La iniciativa considera el teletrabajo una modalidad laboral: las tareas se realizan en forma parcial o total en el domicilio o en lugares distintos al establecimiento de la empresa. Asimismo, modifica la Ley de Contrato de Trabajo incorporando una serie de principios generales.

Establece presupuestos mínimos que deben cumplir trabajadores y empleadores y deriva aspectos puntales a los convenios colectivos. Además, se garantiza que la remuneración recibida por el teletrabajador no podrá ser menor a la que percibe un empleado que realiza sus tareas en modo presencial.

A su vez, el trabajador podrá prestar su consentimiento para el teletrabajo de forma voluntaria y por escrito, y tendrá la posibilidad de revertirlo en cualquier momento de la relación contractual, si es que desea volver a las tareas presenciales.

El proyecto contempla el derecho a la desconexión digital, equivalente al tiempo de descanso, y las tareas de cuidado de menores de 14 años, personas mayores o con discapacidad.

 

De acuerdo al proyecto, el empleador deberá proveer los elementos de trabajo -software, hardware y otros-, y en caso de que el trabajador incurra en gastos extra, tendrá acceso a una compensación económica.

El senador nacional por La Pampa, Daniel Lovera (Frente de Todos), fue el miembro informante del proyecto de la mayoría y señaló que fue la pandemia la que llevó a converger en una regulación que tuvo en cuenta a más de 30 iniciativas presentadas. "Esta ley no busca promover el teletrabajo. Regula una actividad a la que debemos darle protección. Algunos creen que el teletrabajo sólo aplica a la mano de obra especializada y que no se necesitan regulaciones. No estamos de acuerdo ya que creemos que todos los trabajadores tienen que tener regulados sus derechos", dijo.

"Hay sectores a los que les han impuesto el teletrabajo, que están pagando su computadora, que están pagando su provisión de internet y que tienen que recurrir a la mesa familiar en la que se almuerza para poder teletrabajar. Esos sectores no son contemplados en las encuestas, no son los que piden teletrabajar más", añadió.

La senadora por Buenos Aires, Gladys González (Juntos por el Cambio), fue la informante del proyecto de minoría presentado por la oposición. Entonces, dijo que el dictamen de mayoría "es un obstáculo para generar trabajo, atrasa".

Luego sostuvo que "una encuesta de Isonomía destacó que el 89% de las personas encuestadas quisieran más oportunidades de teletrabajo. 9 de cada 10 trabajaría mediante el formato de teletrabajo para empresas radicadas en otra provincia, lo que aumentaría el federalismo. El 69% de los encuestados considera que el teletrabajo lo ayudaría a tener mejor calidad de vida".

El senador por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mariano Recalde (Frente de Todos), Mariano Recalde, inició su exposición recordando "que el teletrabajo no es una novedad en la República Argentina, existe hace mucho tiempo y que viene siendo discutido desde el 2002 cuando se presentó el primer proyecto".

El miembro informante por la mayoría, destacó que "un débil vínculo del trabajador con la actividad sindical puede ser un obstáculo para hacer cumplir los derechos laborales". En cuanto al derecho a la desconexión sostuvo que "no se trata de un nuevo derecho sino de una garantía para el trabajador".

Además, consideró como "muy sano que se impida al empleador conectarse con el trabajador fuera del horario laboral y su límite horario" ya que el descanso hace "a la salud y a la dignidad". Sobre el derecho del trabajador a revertir la modalidad del teletrabajo "es un gran avance".

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias