martes 29 de septiembre de 2020 - Edición Nº3047
Infonoroeste » Nacionales » 16 sep 2020

Gobierno Nacional

Presupuesto 2021: apuestan a la obra pública y fondos para financiar pymes

Calculan una suba del PBI de 5,5%, del retroceso de la inflación hasta el 29%, y un dólar a fines del próximo año de 102,4 pesos


Por:
Redacción


El proyecto de Presupuesto 2021 enviado ayer al Parlamento por el Gobierno de Alberto Fernández prevé que Argentina crezca el año próximo un 5,5 por ciento tras tres años de recesión y modere su déficit fiscal.

La iniciativa, el primer presupuesto que diseña el Ejecutivo de Fernández desde su llegada al poder en diciembre pasado, proyecta para el próximo año un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 5,5 por ciento, desde una caída del 12,1 por ciento calculada para este año, en el que por la pandemia de la COVID-19 se han profundizado los  efectos de la recesión de 2018 (-2,5 por ciento) y 2019 (-2,2 por ciento).

En cuanto a la inflación, uno de los mayores problemas macroeconómicos en las últimas décadas, en el presupuesto se proyecta un alza del 32 por ciento para 2020, que se desaceleraría a un 29 por ciento en 2021.

De acuerdo con una síntesis de las principales variables presupuestarias difundida por el Ministerio de Economía, el Gobierno espera que el próximo año el consumo privado se recupere un 5,5 por ciento y el público, un 2 por ciento, mientras que la inversión crezca un 18,1 por ciento, tras haberse derrumbado este año un 25,6 por ciento.

Por otra parte, se proyecta un superávit comercial de 15.087 millones de dólares, por debajo del saldo positivo por 17.260 millones de dólares esperado para este año.

“REALISTA”

Según el Gobierno, el presupuesto diseñado es “realista” y tiene como principios fundamentales  la estabilización macroeconómica orientada a recuperar el crecimiento de la actividad y la sostenibilidad fiscal con vistas a lograr un “equilibrio fiscal compatible con un crecimiento inclusivo”. Promete que el Estado tendrá un “rol activo en el proceso de reconstrucción”.

De acuerdo a la iniciativa, en 2021 el gasto primario real crecerá un 7,6 por ciento respecto a 2020 sin tener en cuenta las partidas extraordinarias para atender la emergencia por la COVID-19.

Según el Gobierno, los ingresos públicos mostrarán el próximo año una recuperación “robusta”, bajo el supuesto de que “la recuperación económica ofrece un piso elevado para la recaudación tributaria a nivel nacional”.

REFORMA TRIBUTARIA

Por otra parte, el Ejecutivo confirmó que sigue trabajando en una reforma tributaria que permitirá mejorar la distribución del ingreso.

El Presupuesto prevé para el próximo año un déficit fiscal primario (no incluye el pago de intereses de deuda) equivalente al 4,5 por ciento del PIB, desde un resultado negativo proyectado para este año por consultores privados de entre el 7,6 por ciento y el 8,1 por ciento del PIB. Según el Gobierno, el nivel de déficit previsto para el año próximo “apunta a garantizar una recuperación sostenible de la actividad y el empleo y un fortalecimiento de la inversión pública en áreas estratégicas”.

El Ejecutivo promete además dar prioridad el próximo año a la reactivación productiva, la generación de empleo, el apuntalamiento de las capacidades de innovación y el fortalecimiento de la educación y la salud.

Finalmente, el Gobierno dijo que destinará el próximo año 270.000 millones de pesos (3.407 millones de dólares) a políticas de inclusión social, con una “consolidación de las transferencias a los sectores más vulnerables y la construcción de puentes con el mercado de trabajo”.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias