sábado 24 de octubre de 2020 - Edición Nº3072
Infonoroeste » Regionales » 15 oct 2020

Opinión

Todos debemos aprender

Por Marcelo Elías.


El reportaje que Mauricio Macri le dio a Morales Solá se convierte en otro hito en su carrera política.

En ese aspecto, fue el primer presidente legítimamente elegido proveniente de un pequeño partido nacido como expresión vecinalista, antecedida por una elección de 8 años de Gobierno en la Ciudad de Buenos Aires, donde además pudo sostener una renovación ordenada del poder.

Gobernó cuatro años con minorías parlamentarias, la gran mayoría de los gobernadores no integraban la coalición de su gobierno y la Corte Suprema le obsequió varios fallos multimillonarios en perjuicio de las finanzas del estado nacional.

Se puede anotar como un hecho histórico destacado, además, que se convirtió en el primer presidente no peronista desde 1928 en terminar su mandato.

Su reaparición se da luego de un razonable y no habitual “retiro” de 10 meses desde que abandono el gobierno. Como era de esperar tuvo opiniones fuertes referidas a la marcha del gobierno y sobre quién y cómo maneja el poder.

El manejo de la cuarentena y la afirmación de que Cristina tiene secuestrado el peronismo, son para mí los destacados. Si no es así, por lo menos el peronismo parece padecer el síndrome de Estocolmo.

En cuanto a mirar el pasado reciente de su gobierno, realizó una autocrítica importante sobre su gestión desde lo económico hasta lo político. Habló de la insuficiencia de resultados en cuanto al combate a la pobreza, reconoció que debería haber sincerado la situación cuando asumió y señaló que su gobierno se quebró en diciembre del 2017.

No comparto que haya atacado o desvalorizado las figuras de Monzó y Frigerio. Marcó claramente su predisposición al diálogo, hasta desafiar al presidente a que convoque. La grieta no entre personas, señalo, es de ideas y valores.

Descartó ser candidato, señalando una cantidad de dirigentes que a su entender pueden serlo dentro de Juntos por el Cambio en el futuro. Relativizó las discusiones internas, planteando que no se deben ver como enfrentamientos.

Cierro con una frase del propio Macri: "Estamos acá para aprender de lo que pasó y de lo que va a venir. Esto es lo importante. Es un momento que tenemos que capitalizar aprendizajes. Darles alternativas a los argentinos hacia el futuro"
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias