domingo 05 de diciembre de 2021 - Edición Nº3479
Infonoroeste » Regionales » 29 dic 2020

Política

Mignaquy, un dirigente que fue intendente y diputado, por segunda vez, ingresando desde el banco

En su vida política, el oriundo de General Viamonte, ha tenido sorpresas inesperadas. Fue intendente por una razón obligada ante la renuncia del recientemente fallecido Juan Carlos Bartoletti y diputado por segunda vez por la ida de Alexis Guerrera a nación.


El actual diputado por el frente de TODOS, Javier Mignaquy, juró el pasado miércoles en la Cámara de Diputados luego de que su par, Alexis Guerrera, tomara licencia para asumir compromisos en el Ejecutivo nacional, más precisamente en la cartera de Transporte. Pujante productor agropecuario, el hombre de Los Toldos deberá repartir sus horas entre el sector público y privado.

Allá por el 2013, Mignaquy caminaba los pasillos del Concejo Deliberante de General Viamonte como edil del partido Frente para la Victoria. En aquel entonces, Partido Justicialista. Pero al año siguiente, ya a mediados del 2014, el ex titular del PJ de ese distrito, debió asumir –inesperadamente para él y su entorno- como intendente por la renuncia por problemas de salud del caudillo local, Juan Carlos Bartoletti, fallecido en las últimas horas. 

Un lunes 30 de junio del 2014 en una sesión realizada en el Honorable Concejo Deliberante. Claro que, si bien Bartoletti y Mignaquy jugaban juntos, y eran un tándem político en el distrito, el jóven dirigente decidió dar el salto para navegar en aguas del Frente Renovador de Sergio Massa, en tiempos donde el tigrense parecía encaminado a la presidencia en las elecciones 2015. 

Desde ese momento, jamás abandonó el Frente Renovador y hasta en la actualidad mantiene sus vínculos con el titular de Diputados de la nación.

En 2015, tras finalizar su mandato interino como Intendente, logró conseguir una banca como Diputado provincial y en el 2019 quedó relegado en la lista. Pero el alud oficialista hacia nación u otros puestos del ejecutivo provincial, hizo que el propio Mingnaquy reviva de las cenizas como el ave fénix y retome el recinto de calle 53 de la capital bonaerense.

Dos inesperados sucesos, los golpes de suerte, que no le suceden ni todos ni a todas, convirtieron hoy a Javier Mignaquy en nuevamente diputado provincial hasta el 2023. Se dice que hay que estar parado en el lugar y momento oportuno muchas veces para los grandes logros y tener suerte, esa que es esquiva para muchos a lo largo de su vida, pero que a otros los lleva de la mano. 
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias