jueves 18 de agosto de 2022 - Edición Nº3735
Infonoroeste » Nacionales » 18 jul 2022

Para no perder

Bancos empiezan a restringir los plazos fijos para ganarle a la inflación

Para ganarle a la inflación, algunos bancos empiezan a hacer desaparecerlo del home banking y otras limitaron el monto a depositar


Por:
Redacción

 

En un escenario de incertidumbre, signado por una inflación muy elevada, ya hay entidades financieras que han comenzado a limitar la colocación de plazos fijos ajustados por UVA.

Analistas estiman que, respecto al índice inflacionario para julio, el incremento de los precios fue superior el de junio. De hecho, hay quienes incluso estiman que puede alcanzar un nivel de dos dígitos. Frente a esta incertidumbre, algunas entidades privadas están aplicando un tope de $100.000 por DNI para la colocación de este tipo de plazos fijos que le permiten a los clientes salir empatados frente a la inflación, y ganar un punto más de sobretasa.

La inflación de junio fue de 5,3% y en los primeros seis meses del año acumuló una variación de 36,2%, informó este jueves el Indec. De esta manera, la suba de precios interanual, es decir la de los últimos doce meses, alcanzó un 64% y volvió a ser la cifra más alta de las últimas tres décadas.

De acuerdo a lo informado por el mercado, algunos bancos incluso han trabado la operatoria de plazos fijos UVA precancelables, y fuerzan al cliente a comunicarse con la entidad para realizar la operación.

Hay otros casos en los que incluso la opción plazo fijo UVA no precancelable ya desapareció del home banking. En este sentido, una fuente de un banco privado chico había señalado días atrás que: “Sé que muchos bancos chicos no están ofreciendo plazo fijo UVA, ya que automáticamente hay que colocarlo en bonos, y muchos no quieren correr ese riesgo. Todos los bancos chicos estamos perdiendo plata, esto es una locura”.

Las colocaciones en plazos fijos despiertan atención entre los ahorristas por los ingresos extras en pesos que otorgan por mes, pese a que su rendimiento es negativo frente a la inflación. En cambio, para los bancos se están convirtiendo en un dolor de cabeza, debido al desequilibrio que producen en su propia ecuación financiera.

En base a fuentes del sector consultadas por iProfesional, hoy los plazos fijos estarían generando una “pérdida” para los bancos en torno a 3 puntos porcentuales.

Como dato a tener en cuenta, el concepto clásico del sistema financiero es que los bancos buscan balancear sus ingresos entre los préstamos ofrecidos y los depósitos recibidos. Es decir, captan fondos por medio de pagar una tasa de interés menor a la que cobran en los créditos y, luego de restar los gastos administrativos involucrados, obtienen una ganancia por su servicio, como ocurre en cualquier otro negocio.

El problema es que en el último tiempo existe una desbalance en la ecuación mencionada, donde los préstamos al sector privado cayeron de forma notable. Es que a fin de 2019 representaban el 55% de los depósitos bancarios en pesos, y ahora se han achicado al 41% de los depósitos.

A ello se suman las diversas regulaciones en el sector financiero y una inflación en ascenso que supera a las tasas. Diversos obstáculos que están resultando complejos de soportar para el rubro.

El incremento constante de la inflación fue el factor que comenzó a resentir la ecuación, sobre todo desde mediados de junio, cuando se anunció una suba mayor de las tasas de interés para los plazos fijos respecto de otros instrumentos financieros.

Por un lado, el Banco Central aumentó en 300 puntos básicos la tasa nominal anual (TNA) de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días, que es la que adquieren los bancos como instrumento para ganar dinero, pasando de 49% a 52%  anual.

Al mismo tiempo, subió a un nivel mucho mayor a los mínimos de pago exigidos para las tasas de interés de los plazos fijos de personas humanas de menos de $10 millones, al incrementarlos unos 5 puntos porcentuales. Por lo que pasaron del previo 48% a un piso de 53% anual, para los depósitos a 30 días.

Esto significa que se revirtieron los resultados, y ahora las colocaciones minoristas se ubican un punto porcentual por encima de lo que reciben los bancos por las Letras Líquidas del BCRA.

La buena noticia para las entidades es que el alza de tasas anunciada no afecta la ecuación respecto a las constituciones efectuadas por empresas y a colocaciones por montos mayores a los $10 millones, ya que el Banco Central estableció que para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima anual garantizada sea de 50%.

“Como consecuencia de estas diferencias en los rendimientos, el margen financiero de las entidades tenderá a reducirse en el segundo semestre. Además, los bancos tradicionales están sufriendo el aumento de la competencia a través de las Fintech, que han surgido en los últimos años como una amenaza importante para el sector”, resumió Lucas Caldi, líder del equipo de crédito corporativo de PPI.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias