domingo 27 de noviembre de 2022 - Edición Nº3836
Infonoroeste » Regionales » 28 ago 2022

Opinión

No era por ahí

Dirigentes del oficialismo y la oposición criticaron la medida del gobierno de "readecuar partidas", especialmente en educación.


Por:
Jorge Zanetta

Esta semana se conoció la decisión del gobierno nacional de realizar "readecuaciones presupuestarias", porque la palabra "ajuste" está prohibida en la jerga política, no "garpa" y es impopular. Por lo bajo, se reconoce que «era necesario» ante el elevado déficit en las cuentas públicas y la archiconocida frase: "no hay un mango en la caja".

Una de las áreas más afectadas por la medida que impulsó el flamante ministro de economía Sergio Massa es la de educación, un baldazo de agua fría para muchos dirigentes del oficialismo y una jugada que generó la arremetida opositora con declaraciones en contra y pedidos de informes tanto en el Congreso de la nación, la Legislatura bonaerense y el Concejo Deliberante de nuestra ciudad.

En ese sentido, distintas confederaciones que aglutinan a docentes de todo el país, en las que se encuentran enmarcadas Suteba y FEB (los gremios con más representación en la provincia de Buenos Aires), salieron a rechazar el “ajuste” determinado por el Gobierno nacional para el área educativa.

Es que los recortes de partidas implican transferencias que estaban previstas en $ 50.000 millones al Ministerio de Educación y puntualmente para la provincia de Buenos Aires, según un cálculo de los Consejeros Generales de Educación de la UCR, Diego Martínez y Natalia Quintana, son algo así como 28.000 millones de pesos.

Francina Sierra (Suteba Junín), manifestó a Grupo La Verdad que «nuestra posición es similar la CTERA, rechazando cualquier tipo de recorte en educación, no es un contexto para recortar en salud, educación y vivienda».

Y advirtió en esa línea que le resultó "doloroso" cuando trascendió la información: «esperamos que haya una convocatoria a discutir estas medidas para poder tener más detalles. No imaginábamos esta acción en un gobierno del Frente de Todos.

En la vereda de enfrente de la política, pero con una trayectoria académica marcada, la diputada nacional de Evolución UCR por PBA, Danya Tavela, presentó un pedido de informes al gobierno de Alberto Fernández sobre distintos programas del Ministerio de Educación ante esta nueva coyuntura.

“El presupuesto asignado a la educación jamás puede ser interpretado como un gasto para la administración pública sino como una inversión vital para el desarrollo del país”, cuestionó la legisladora y señaló: "esta quita en el presupuesto del Ministerio de Educación de la Nación se realiza en uno de los peores momentos que está atravesando el sistema educativo en nuestro país".

En tanto, en el plano local, el concejal de Juntos-PRO, Juan Fiorini, contó a este diario: "hemos presentado un proyecto para saber cómo este recorte va a afectar a la educación de los juninenses. Si va a afectar a los jardines, a la infraestructura, a las universidades, dónde habrá menos fondos y cómo se van a ver afectados los alumnos y la educación".

Y amplió: "el gobierno dijo que la educación era una prioridad y nunca lo fue. En la pandemia dejaron las escuelas cerradas cuando debieron estar abiertas. Estamos sufriendo por esas consecuencias, por eso decimos que es indispensable para la garantía de un futuro. Ahora vemos este ajuste que por lo que vimos en la resolución afecta a fondos que son transferidos a las provincias y esos son los que se dan a los municipios".

De un lado y del otro de la grieta no cayó para nada bien, todo un síntoma en tiempos de posturas tan antagónicas por la situación judicial de la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner.

Evidentemente, no era por ahí.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias